2 noches Bucarest + 2 Sibiu + 1 Sighisoara + 1 Poiana Brasov

Transilvania, el país de Drácula

En Transilvania historia y leyenda van de la mano. Conocer esta zona supone adentrarse en la tierra del príncipe de las tinieblas, Vlad III de Valaquia, más conocido como Drácula.

La creciente capital rumana ofrece un interesante primer contacto con el país gracias a su mezcla de arquitectura soviética, amplias avenidas e imponentes museos.

Brasov, esta agradable ciudad es el destino más turístico de Rumania. Con un centro adornado por fachadas barrocas, bohemios cafés y una bella plaza, la de Sfatului, donde poder disfrutar de un momento de descanso en una de sus terrazas mientras se admira la Iglesia Negra. Brasov es el centro de operaciones perfecto para recorrer la región de Transilvania. A un paso de los montes Bucegi y de las poblaciones de Rasnov y Sinania, es una ciudad animada que nada se asemeja a su oscuro pasado. Escenario mudo de una de las mayores y más sangrientas masacres perpetradas por Vlad Dracul.

Bran “el castillo del Conde Drácula”

A treinta kilómetros de Brasov se encuentra el famoso Castillo de Bran. Lugar en el que según dicen, Bram Stoker, escritor de la novela Drácula (1897), se inspiró para describir el hogar de su célebre vampiro Drácula. Un emplazamiento militar construido en el siglo XII sobre una colina que actualmente se ha convertido en la fortaleza más visitada de Transilvania.

Sighisoara es el centro del país, a hora y media de Brasov esta ciudadela medieval repleta de coloridas casas y empinadas calles empedradas, Patrimonio de la Humanidad, es conocida por ser la cuna de Vlad Tepes.

Fue aquí, en el norte de los Cárpatos donde nació el temido príncipe en 1431. Frente a la plaza de la ciudadela se encuentra el monumento más famoso de Sighisoara, la casa de Drácula. Rodeada de tiendas de artesanos y viejos anticuarios, este edificio es actualmente un restaurante donde degustar platos como la “comida del Príncipe Drácula”, con aguardiente transilvano. En Sighisoara la imagen de Vlad Tepes es un reclamo turístico como lo es la Torre del Reloj, de donde cada día, siete figuras se asoman para recordar que la medianoche ha llegado. Y es que aquí, el terror forma parte del folklore local.

Sibiu tiene un llamativo casco antiguo, cualquier paseo por esta ciudad comienza en la diáfana y bulliciosa plaza Mayor, presidida por la torre del Consistorio. Alrededor de la cual, se despliegan tejados salpicados de ventanas con forma de “ojos” localizados en pequeñas buhardillas.

Compártelo
Más Información
Puede realizar sus reservas o consultas llamando al +34 93 720 69 84
Back to top
Close Offcanvas Sidebar